Una vez el sistema reconoce una placa con antecedentes delictivos, se activa una alarma sonora en la Central de Monitoreo de Envigado, que permite georreferenciar el sector donde circula el vehículo identificado.

Con la entrada en funcionamiento de estas cámaras, también se pone en ejecución la estrategia del “Plan Candado”, que permite poner los semáforos en rojo para facilitar a la policía llegar hasta el carro o moto con irregularidades.

En esta estrategia de seguridad fueron invertidos 7.000 millones de pesos, que incluye también la puesta en funcionamiento en los próximos días de 145 nuevas cámaras de seguridad en todo el municipio.

 

Funete: Telemedellín