La Superintendencia Financiera reveló ayer el reajuste de los montos de las cuentas de ahorro y depósitos electrónicos sobre los cuales aplica el beneficio de inembargabilidad.

A partir de este mes, y hasta el 30 de septiembre del 2019, el tope para que una cuenta de ahorros sea inembargable será de 36’050.085 pesos.
De igual manera, la carta circular 64 señala que el monto máximo de depósitos en cuentas de ahorro, corrientes, CDT y depósitos electrónicos que se les podrá entregar a los sobrevivientes y herederos de una persona fallecida sin necesidad de juicio de sucesión será de 60’083.469 pesos.

 

Montos menores a $ 36'050.000 no se pueden embargar

Entre tanto, ayer la Superfinanciera, en audiencia pública de rendición de cuentas, destacó la solidez del sistema financiero colombiano y la relevancia de seguir aumentando los niveles de inclusión.

El superintendente Jorge Castaño insistió en que la regulación no debe ser la excusa para que el sector no innove, y recordó que el uso de la tecnología y las fintech son una herramienta importante siempre y cuando haya una estrategia clara de desarrollo.

Señaló, además, que se trabaja en varias iniciativas como un área de innovación para que las entidades vigiladas propongan proyectos, una ‘arenera’ para desarrollos en un ambiente controlado, y también en fórmulas para adaptar la regulación a la tecnología.

Fuente: ECONOMÍA Y NEGOCIOS

El Tiempo