En esta oportunidad queremos darle algunos tips para que viva a su medida, sin tantas deudas y feliz, recuerde que el éxito depende de usted mismo y que la riqueza no se trata de solo tener dinero por montones en los bolsillos.

1. Busque primero las opciones:  le toma tiempo pero los resultados son buenos para su bolsillo, se trata de que antes de comprar cosas nuevas, verifique en sitios web o con amigos si los encuentra usados en buenas condiciones y más baratas. Sí, el olor a nuevo es rico, pero muchas veces las cosas usadas no llevan mucho tiempo de haberse estrenado y funcionan exactamente igual que como si estuvieran nuevas y además la ventaja más grande es que ahorra dinero.

2.Cuente con un armario inteligente: ¿es de los que cada vez que sale a un centro comercial se enamora de alguna prenda o accesorio y tiene que correr a comprarlo? Si su respuesta es sí, lo primero que debemos decirle es que tenga cuidado porque usted puede ser un adicto a las compras y debe empezar a tratar su problema, por otro lado, si su problema no es muy grave le recomendamos que use esta estrategia para que el dinero no se le vaya en un estres cada ocho días:

Lo ideal es que tenga en su closet una cantidad de pintas y conjuntos que quizá le podrían funcionar, es decir, no compre una camisa que solo se le vería bien con un pantalón, más bien compre una que le combine con más de un pantalón o falda en el caso de las mujeres. El armario inteligente es aquel en el que usted no cuenta con cosas innecesarias que solo se pone una vez al año, en este armario todas las prendas se combinan las unas con las otras.

Así, es muy importante que usted:

  • Lave su ropa regularmente
  • Compra ropa de calidad
  • Compre ropa costosa, pues como compra menos prendas terminará ahorrando. Además recuerde que muchas veces lo barato sale caro.
  1. Considere otras opciones de transporte: según el informe Uso Global de Transporte Público que presentó Moovit en 2016, la aplicación de transporte público, en tan solo Bogotá una persona puede estar gastando en su día a día una hora y 37 minutos en un bus trasladándose de la casa al trabajo y viceversa.

Ante ello, una solución efectiva para la salud y el bolsillo puede ser el uso de la bicicleta, piénselo bien, le será útil hasta para aliviar el estrés de los empujones todas las mañanas en las estaciones del bus.

Incluso, este medio de transporte puede ser mejor que un vehículo, sobre todo si usted hasta ahora está empezando a recibir ingresos, pues se evitaría gastos de impuestos, gasolina y mantenimientos, eso sin contar que los carros se devalúan y usted siempre terminará perdiendo dinero.

  1. Deje de comprar cosas que no recordará en una semana: aquí van todas aquellas cosas innecesarias que se convirtieron en un gasto continuo y que al cabo de ocho días ya ni las recuerda. Esto sucede porque precisamente usted las convirtió en una compra habitual y por eso ya no siente cuánto realmente le está costando.

En ese sentido, debe evitar por ejemplo las salidas cada fin de semana a un restaurante y no le estamos diciendo que no disfrute de una buena comida con su pareja o amigos, más bien, usted se puede estar gastando un buen dinero en comidas rápidas todos los fines de semana incluso entre semana por evitar al máximo la cocina, lo que no sabe es que esto de alguna manera está afectando su bolsillo.

  1. Encuentre hobbies fuera de su casa: practicar diferentes hobbies tiene grandes beneficios, entre ellos hacer relaciones sociales, mejorar la salud, ejercitar el cuerpo, pasar un tiempo de ocio y por supuesto un presupuesto bajo de dinero para realizarlo. Usted puede unirse a un grupo que normalmente se reúna para hacer algo en particular o practicar algún deporte. ¡Anímese, le mejora la actitud y tendrá mejor energía!
  1. Las bibliotecas también son útiles para entretenerse: lo mejor de todo es que el contenido que tienen es gratuito, allí puede leer desde libros académicos hasta los de ficción. También puede encontrar audiolibros, videos, películas, revistas, periódicos y puede participar de diferentes actividades en las que puede pasar un buen rato. Así que si no tiene dinero o quiere ahorrar un buen dinero, puede visitar algunas bibliotecas de vez en cuando.

 Fuente: FP